50280_112720262090441_3167916_n.jpg

Una resolución judicial injusta

30/10/2012

El Ayuntamietno de Umbrete, indignado ante una resolución judicial injusta

Cuando arrancó el proyecto de construcción del inmueble que albergará el Teatro Municipal, Centro de Formación, Juzgado de Paz y Jefatura de Policía Local, el Ayuntamiento de Umbrete, consciente de que este proyecto es y será positivo para el municipio, solicita en todas las administraciones públicas, tanto provinciales, andaluzas, como del Estado, acogerse a diferentes ayudas económicas y subvenciones finalistas (que sólo se pueden destinar para este fin), con idea de
sufragar este complejo con fondos no propios.

De esta forma, en 2007, el Servicio Público Estatal de Empleo (SPEE) concedía al Ayuntamiento una subvención para la construcción del Centro de Formación ubicado en el edificio, y al Consistorio le llegaba la resolución de dicha subvención.

Por otro lado, la Diputación Provincial de Sevilla, también concedía al Ayuntamiento otra subvención para el Centro de Formación, pero para una fase anterior del mismo, por lo que no hacía posible ejecutar la ayuda concedida por el organismo estatal dentro del plazo marcado.

Ante la imposibilidad de conjugar ambas subvenciones en el mismo edificio, dado que los plazos de ejecución que cada una de ellas establecían eran incompatibles entre sí, el Ayuntamiento acude a la Dirección Provincial del Servicio Andaluz de Empleo (SAE), con el fin de intentar llegar a un acuerdo para captar ambas ayudas. Allí, nuestro Ayuntamiento comunica la situación y nos asesoran sobre una reformulación del proyecto en el que solicitáramos un cambio del proyecto inicial con un proyecto más amplio de urbanización, que afectaba al entorno del Centro de Formación. Es decir, la mejora de las calles colindantes al edificio: María la Morena y Paseo 1º de Mayo.

Y así se hace, siguiendo las indicaciones del propio SAE Provincial. El Ayuntamiento registra el proyecto reformulado en la Dirección Provincial del SAE, quedando este organismo encargado de comunicar el cambio al Servicio Público Estatal de Empleo (SPEE). Pero esto nunca se produce, y el SAE no lo comunica al SPEE.

El Ayuntamiento de Umbrete, que permanece ajeno a este error de comunicación entre estas dos administraciones superiores, ejecuta la obra con el total convencimiento de que el cambio de proyecto se había realizado correctamente, en tiempo y forma, ya que el Servicio Andaluz de Empleo debió comunicar a la Dirección Provincial en Sevilla del Servicio Público de Empleo Estatal dicho cambio. Si no hubiera sido así, y el Ayuntamiento hubiera sido consciente de que pudiera haber algún problema en este asunto, jamás hubiera ejecutado una obra sin autorización de la entidad concedente de la subvención. Es algo obvio.

Además de esto, el Ayuntamiento de Umbrete incluso hizo entrega en mano a través de su Alcalde y Primer Teniente de Alcalde, de la documentación relativa a la reformulación de la obra finalidad de la subvención, al que fuera Director Provincial entonces de SPEE, José Reyes, la cual, increíblemente, no aparecía por ningún lado en ese organismo con el nuevo Director Provincial que sustituyó al anteriormente citado.

Cuando se comunica este problema al Ayuntamiento, se presentan de nuevo todos los documentos justificativos del importe total de la subvención (sueldos, salarios y seguros sociales del personal encargado de llevar a cabo la obra), pero no nos fueron aceptados con la excusa de que la reformulación del proyecto no estaba registrada en el SPEE.

Por esa razón, se nos insta a devolver la subvención del Estado, y el Ayuntamiento, convencido de que el error de comunicación entre las dos citadas administraciones no es en ningún caso responsabilidad de este Consistorio ni tiene por qué repercutir negativamente en nuestro municipio, se va a los tribunales.

Incomprensiblemente, la Audiencia Nacional ha emitido una sentencia contra este Ayuntamiento que supondrá la devolución de una subvención de 102.000 euros. Desde que tuvimos conocimiento de la reclamación de la subvención por parte del SPEE, hemos luchado intensamente para que se reconociera este error entre administraciones que ahora el Ayuntamiento tiene que pagar muy caro.

Acatamos la sentencia de la Audiencia Nacional, pero en ningún caso la compartimos, pues este Ayuntamiento ha trabajado siempre desde la profesionalidad, transparencia y por supuesto, desde la legalidad, y vamos a ser nosotros, la parte más débil, quienes paguemos por un error que en absoluto nos corresponde.