Edad Moderna: 1.492 - 1.837

02-fraydiegodezaTras el descubrimiento de América, a finales del siglo XV, la Iglesia sevillana según diversas fuentes, estaba aún en posesión de Umbrete, Cantillana, Brenes, Villaverde, Zalamea con El Cerro, Almonaster, El Villar, Rianzuela, Lópaz, por parte del prelado, y Sanlúcar de Albaida, Gelo la Mayor, Quema, Tercia, Espero, Puslena y el olivar de la Reina, por la del cabildo. Tanto uno como otro ejercían su señorío solariego en los lugares, cobrando el diezmo y nombrando capellanes. Pero esto no iba a perdurar. Felipe II, agobiado por los graves problemas económicos de la Corona, se convirtió en el primer desamortizador, aunque lejos de participar de la liberalidad ilustrada, y obtuvo del pontífice Gregorio XIII, en 1574, una gracia para poder vender hasta 40.000 ducados de renta de los vasallos y jurisdicciones de abadengo, y en lo que respecta a la Mitra sevillana ésta sólo se quedó con el lugar de Umbrete y el despoblado de Lópaz. Al arzobispo hispalense don Cristóbal de Rojas y Sandoval le tocó la desgracia de ver desmembradas sus posesiones rurales.

El XVI es un siglo en el que ocurren profundos cambios en la mentalidad, y en la visión del mundo de la gente. Estos cambios no se producen por el cambio de sistema económico; aunque esta es la época en la que se afianza la burguesía como clase.

El cambio de mentalidad se produce gracias al descubrimiento de los clásicos, que se toman como modelo de cultura. La burguesía se afianza definitivamente en el poder urbano, y su poder económico comienza a superar al de la nobleza y el clero; llegando incluso a prestar dinero a los reyes europeos. Pero quien realmente se asienta en el poder es el rey, ya que se difunde el modelo de monarquía absoluta. La nobleza se somete a la autoridad del rey y se hace cortesana, abandonando sus costumbres guerreras, y sus señoríos feudales, de los que solamente obtendrán recursos económicos.

07-AmbrosioSpinola

Fray Diego de Deza fue arzobispo hispalense desde 1504 hasta 1523. De la Orden Dominica, fue catedrático de Teología en la Universidad de Salamanca. Siendo arzobispo de Sevilla fue el impulsor del Colegio universitario de Santo Tomás, rival del de Maese Rodrigo, instituciones predecesoras de lo que a la larga sería la Universidad de Sevilla. Los dominicos tenían gran obsesión por los estudios, por los libros y por tener bien surtidas y ordenadas las bibliotecas.
Fue preceptor del príncipe Juan, el único hijo varón de los Reyes Católicos. En su corte, Deza conoció a Colón, estableciendo buenas relaciones con el descubridor. Por su apoyo se dice que América se debía a Fray Diego de Deza y a los dominicos de Salamanca. Cristóbal Colón reconocerá en particular la ayuda de Diego de Deza. En una carta del 21 de noviembre de 1504 a su hijo Diego Colón dice de Diego de Deza: "desde que yo vine a Castilla me ha favorecido". En otra del 21 de diciembre de ese año le dice que Diego de Deza "fue causa de que sus Altezas tuviesen las Indias y que yo quedase en Castilla; que ya estaba yo camino para afuera".

Cardenal Fenando Niño de Guevara, señor de UmbreteEn 1499, Torquemada le propone como inquisidor de Castilla y León. Fue testamentario del príncipe Juan y de su madre, la reina Isabel la Católica. Murió en el sevillano Convento de San Jerónimo de Buenavista el 9 de junio de 1523.

Entre el anecdotario, recoger que hacia 1517, cuando hacía muy pocos años que había aparecido la imprenta, ya hay un vecino de Umbrete, llamada Pedro García, marido de Francisca Fernández, que tenía el oficio de “impresor de libros de molde”, según referencia documental que incluyó J. Hazañas, en su estudio sobre la imprenta sevillana.

En el siglo XVI los impuestos campesinos dejaron de cobrarse en especie y comenzaron a recaudarse en dinero. Este cambio implicó que todo el mundo tuviese que disponer de monedas para pagar los impuestos, y que las rentas recaudadas no tuviesen que ser consumidas en el lugar donde se generaban. Esta circunstancia favorece que la nobleza se asiente en la Corte, pero también permitió la acumulación de capitales entre los campesinos ya que debían vender su producción en el mercado, al mejor postor, lo que les permitió quedarse con los excedentes en dinero.

La expansión del viñedo durante el siglo XVI, en una primera etapa, fue un fenómeno que irrumpió por doquier; cada municipio asistió a un progreso del viñedo cuya producción se destinaba a satisfacer la demanda local. A esta conclusión se llega al ver la frecuencia con que las viñas eran de pequeña extensión, estando muchas veces incluso en poder de pequeños artesanos de la zona. El auge del viñedo llegó incluso a superar al olivarero, pero éste se impulsará notablemente en las centurias siguientes.

04-luis fdez cordoba y fco lasso de la vegaPero junto a esa expansión indefinida de la vid, comienzan a perfilarse las zonas vitivinícolas especializadas: el puesto preminente corresponde a Jerez de la Frontera (Cádiz), que producía hacia 1560 unas 60.000 pipas de vino. Después vendría el Aljarafe sevillano, cuya alcabala del vino estaba hipotecada, a mediados del siglo XVI, en 40.000 ducados.

Según relata Ortiz de Zúñiga, el Papa Gregorio XIII concedió en el siglo XVI merced a Felipe II para poder vender hasta 40.000 ducados de renta de los vasallos y jurisdicciones propias de la Iglesia, quedando para la misma sólo algunos despoblados, “ y al arzobispo el lugar de Umbrete en el Aljarafe, con gran menoscabo de la majestad de esta Iglesia”, regida por entonces por Cristóbal de Rojas y Sandoval. Por tanto, desde esa fecha, el arzobispado hispalense mantuvo solamente el señorío de Umbrete y la dehesa y caserío de Lópaz, un señorío jurisdiccional y solariego en el que el prelado poseía el dominio directo de buena parte de la tierra y de las rentas, y en cuyo desarrollo posterior no se dieron graves enfrentamientos con los vasallos, pues al contrario de los que sucedió en otros lugares, estos aceptaron tal señorío como algo absolutamente natural.

A lo largo de las centurias siguientes la población de Umbrete fue creciendo de forma constante desde los 94 habitantes que figuran en el padrón de 1534 hasta los casi 300 que aparecen el Catastro de Ensenada de mediados del siglo XVIII, centuria que supuso la de mayor esplendor que ha conocido la población.

 

05-fraypedrotapiaPor otra parte, los arzobispos de Sevilla dieron unas ordenanzas para el buen gobierno de la villa, que no se han conservado que su integridad, aunque sí conocemos alguna de sus cláusulas como la que prohibía a los vecinos vender heredades de su término a personas de fuera, debiendo hacerlo sólo a vecinos del pueblo para que estos ayudasen así al concejo en las contribuciones y servicios. La correcta aplicación de estas ordenanzas era la principal misión del gobernador de la villa, nombrado por el prelado entre personas doctas de la capital, frecuentemente canónigos o letrados, algunos de los cuales se trasladaron a vivir al pueblo sobre todo a partir del siglo XVIII.

A fines del siglo XVI, a través de un pleito entablado por el arzobispo de Sevilla Rodrigo de Castro Osorio contra algunos vecinos de Umbrete que estaban descepando sus viñas y plantando en ellas pinares, de lo que, según aquél decía, se derivaba mucho perjuicio porque, al ponerlos muy juntos, se recogían en tales finales “lobos e ladrones e otras malezas” y se criaban sabandijas, nos enteramos que en 1584 era alcalde de la Hermandad en Umbrete Bartolomé Sánchez Infante, alguacil Diego Delgado y guardas de campo Diego Díaz y Francisco Ramos.

Como otra anécdota, mencionaremos lo relatado por Francisco de Ariño, quien recoge que entre los sucesos más importantes ocurridos en Sevilla entre 1592 y 1604, menciona que en marzo de este último año se inauguró el deseado puente de Triana -un puente fijo sobre cuarenta y tres barcas, que aseguraba las comunicaciones de Sevilla con el Aljarafe y libraba a personas y mercancías del engorro del traslado de una orilla a otra del Guadalquivir mediante el pago de barcas y barqueros-, y en su narración este autor deja constancia expresa de cómo la primera mujer que pasó por el nuevo puente de Triana a Sevilla fue Juana Rodríguez, vecina de Umbrete, acompañada de su marido, Miguel Sánchez.

13-rector y arzobispo cienfuegos08-arzobispo salcedo06-pedro urbina09-Luis_Antonio_de_Borbon10-arzobispo alonso marcos llanes12-cardenal luis maria de borbon

¿Te ha gustado?
¡Comparte!

Eventos de agenda

No hay eventos desde el día de hoy, 18/08/2019

Ver calendario de eventos

Últimas Noticias

Más noticias

TOROS DE FUEGO

TOROS DE FUEGO

Durante el mes de agosto

13/08/2019

PASACALLES POR LA FERIA

PASACALLES POR LA [...]

Charanga "d'Arte"

13/08/2019

MANTENIMIENTO CENTROS EDUCATIVOS

MANTENIMIENTO [...]

Preparando el inicio del curso escolar

13/08/2019

CLAUSURA XIV TORNEO DE SUBASTAO

CLAUSURA XIV TORNEO [...]

Feria y Fiestas Patronales Umbrete 2019

13/08/2019

TORNEO DE BÁDMINTON

TORNEO DE BÁDMINTON

Feria y Fiestas Patronales Umbrete 2019

13/08/2019

Diputación de Sevilla Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas	- Gobierno de España Fondo Europeo de Desarrollo Regional