Comunicado

22/08/2022

Después de dos años de ausencia motivada por la pandemia, en el presente mes de agosto se ha recuperado nuestra tradicional Feria en honor a San Bartolomé. Una festividad muy arraigada en nuestro municipio que afrontamos con ilusión y compromiso, y con el convencimiento de que será una fecha a recordar en la que la convivencia y el disfrute ciudadano se fundirán en un emotivo y esperado abrazo.

 

En este sentido, desde el Ayuntamiento de Umbrete, con la inestimable ayuda de colectivos y sectores de nuestro municipio, hemos trabajado con ahínco en la organización de esta feria, con una programación e infraestructuras acordes a la importancia que tiene en nuestro ideario local. 

 

Una de las actividades más esperadas, y que mejor acogida tiene entre nuestros vecinos es la celebración del Día del Agua, que en esta edición de la Feria estaba previsto para el sábado 27. Lamentablemente tenemos que comunicar la cancelación del tobogán acuático y el cañón de espuma, en una decisión que el Ayuntamiento de Umbrete ha tomado motivada por la responsabilidad y la sensatez en base a la situación de sequía que sufre en estos momentos nuestro país, y por ende, nuestra comunidad autónoma y provincia. 

 

Entendemos que esta decisión nos deja sin uno de los grandes atractivos lúdicos de nuestra feria, pero la actual crisis hídrica, y sus complicadas consecuencias obligan a actuar con responsabilidad y evitar un gasto excesivo de un bien que sabemos que es fundamental para la vida, el agua. 

 

La sequía en la cuenca del Guadalquivir es una de las más graves del territorio nacional, con embalses que apenas superan el 30% de su capacidad. A esto se une una pobre previsión de lluvias, y la posibilidad creciente de que el próximo mes de septiembre se declare la situación oficial de sequía en prácticamente todo el territorio de Andalucía. 

 

Dadas esas preocupantes circunstancias, hemos tomado esta decisión comprensible y lógica, con la esperanza de que la situación mejore próximamente y pueda retomarse en posteriores ediciones. En este mismo sentido, hacemos un llamamiento a toda la población para que actuemos con responsabilidad en cuanto al ahorro de agua, un bien escaso que condiciona nuestra vida y tenemos la obligación de preservar.